Padres slow en un mundo acelerado. ¡Es posible!.

paternidad_responsable

La maternidad slow, me parece un tema tan interesante como necesario y me atrevería a decir que obvio.  Antes de la existencia del movimiento slow maternidad y despacio ya eran dos términos inseparables.  ¿Acaso hay algo que merezca más la pena ser vivido con lentitud que el parto, la maternidad o la niñez?

No hay más que mirar a una madre para darse cuenta de que amamantar, bañar a un bebé, mimarlo y cuidarlo durante el día es un acto de paciencia infinita.  Es fácil comprender que no hay otra manera de vivir esta experiencia que despacio, con consciencia y de un modo pleno. El estrés y la prisa no deberían nunca estar invitados a la fiesta de la vida. Impiden a las mujeres disfrutar del embarazo como una lenta y hermosa espera, rompen los ritmos necesarios en que el bebé debe crecer y crea niños acelerados, casi obligados a adaptarse a la velocidad de sus padres.

 Cuando esto sucede no sólo el niño esta renunciando a algo que le beneficia sino los propios padres. Están dejando pasar la oportunidad de recordar cómo era la vida sin relojes. ¿Desde cuando no lees un cuento de principio a fin con total concentración y disfrute? ¿Cuánto hace que no juegas despreocupado como cuando eras niño? Ahora puedes volver a ser quien tu imaginación dicte y, por si fuera poco, tienes a tu lado al mejor compañero de juegos que jamás imaginaste: tu hijo.

consejos-practicos-sobre-paternidad-positiva--L-PabY4f

 ¿Qué tal si vas al parque y te llenas de arena? ¿Y si después das un paseo de su mano sin mirar el reloj, escuchando y observando la manera en que descubre el mundo?.No digo que sea fácil compaginar una maternidad/paternidad slow con el ritmo de trabajo actual, con la velocidad y circunstancias de nuestro tiempo. Los padres con prisas sin tiempo ni ganas, la ausencia de creatividad en los juegos con sus hijos o la inscripción en guarderías muy tempranamente no hace que esos padres sean peores que otros ni mucho menos que quieran menos a sus  hijos. Sólo están siguiendo un ritmo que quizás les han impuesto antes a ellos o simplemente no se han parado a pensar que las cosas pueden ser diferentes.

Pueden serlo y cada vez más historias dan prueba de ello. Hay madres que dejan su trabajo por iniciativa propia porque desean disfrutar plenamente de su maternidad. Otras muchas han iniciado ya el camino del emprendimiento que les permita trabajar en lo que más le gusta desde casa o andan a la búsqueda de un trabajo más flexible. De la misma manera existen madres y padres que continúan con sus trabajos de igual manera que antes pero encuentran herramientas y soluciones para que esto afecte lo menos posible a sus hijos, respetando sus ritmos y su espacio propio, enseñándolos a ser slow desde pequeños, no obligándolos a dejar de ser niños antes de tiempo.

Yo creo que merece mucho la pena reflexionar sobre esto y comenzar a generar cambios…

Fuente: Universo Flow

Relacionado: Mamá Slow

Anuncios

2 thoughts on “Padres slow en un mundo acelerado. ¡Es posible!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s