Autoestima, Educación Consciente, Juego, Slow, Yoga y Meditación

Beneficios del Yoga en Familia: Un espacio para compartir entre Madre e Hij@

“ÁMATE A TI MISMA, SERÁS EL MEJOR EJEMPLO PARA TUS HIJOS”
LOUISE HAY

Qué importante es compartir actividades saludables junto a tus hijos. No hay que olvidar que para ellos eres su mayor ejemplo. Sin duda todas aquellas experiencias que compartan juntos, quedarán grabadas en su cabecita y los acompañarán toda la vida.

Desde mi experiencia, saber esto, es una de las cosas que más me gratifica a la hora de guiar a todas esas mamitas que han confiado en mí y se han embarcado en la hermosa tarea de realizar yoga en conjunto con sus hijos. El pensar tan solo en la idea de que todos esos niños y niñas llevarán siempre consigo todo el aprendizaje, la contención, la complicidad, la comunicación…, y un sin número de beneficios que tiene el practicar yoga Mamá e Hij@; me llena de alegría, y más aún de gratitud, gratitud a la vida por permitirme realizar tan hermoso trabajo. Pues en carne propia he podido ver y experimentar la magia y todos los beneficios y cosas bellas, la hermosa atmósfera que se genera cuando las mamis en compañía de sus peques, toman la decisión de compartir juntos esta hermosa y enriquecedora práctica como lo es el Yoga.

Y precisamente hoy, quiero compartir contigo cuáles son los beneficios principales que conlleva esta enriquecedora práctica familiar. Pues muchas veces no nos animamos a practicar, porque no sabemos en realidad de qué se trata o qué herramientas nos va a aportar.

Recuérdale a tu hija que lo mejor que puede hacer con su cuerpo es usarlo para mover su hermosa alma”

María Montessori

Beneficios del Yoga en Familia

El Yoga Madre e Hijos fortalece:

  • El Vínculo: Este vínculo es la conexión profunda que madre e hij@ logran cuando practican yoga en conjunto. Al realizar tanto las asanas y/o posturas en conjunto, como meditaciones y ejercicios de relajación de a dos y otras herramientas que se incorporan a la práctica; se logra que tanto madre como hij@ estén tan compenetrados y sumergidos en lo que realizan, que la conexión que se genera, va más allá, fortaleciénsose así los lazos entre ambos. Para decirlo de otra forma, tanto madre e hij@ se vuelven UNO, es así de hermoso. Y bueno…, YOGA significa Unión. Voy a darte un ejemplo: una bella herramienta de relajación que sin duda fortalece el vínculo y que me encanta, es cuando toca darse ricos masajes el uno al otro. Dime, ¿Cuando fue la última vez que le diste un rico masaje a tu hij@ o tú recibiste uno de él o ella?
  • La Confianza Mutua: La confianza es otro aspecto que se ve estimulado y fortalecido. La cosa es bien simple ¿Quieres que tu hij@ confíe en ti? Pues proporciónale y preséntale las instancias para que lo haga, y el practicar yoga juntos es una de estas. Voy a contarte algo, quizás puedes pensar que el Yoga Madre e Hij@ no es más que realizar posturas en pareja. Y te digo que no es así (por lo menos el que yo practico, guío y enseño) Incluso si fuera así, cuando practicas yoga y tu hij@ es más adolescente, hay ciertas asanas en las que se requiere plena confianza en el otro para que se realicen de manera correcta. Sin embargo, como ya te mencioné, en una clase de yoga de este tipo, se comparten otras herramientas como conversaciones, reflexiones, expresión de emociones, sentires, para nombrar algunas; que obviamente van a incentivar que nuestros hijos vayan adquiriendo más confianza para compartir con nosotras ciertas cosas, y viceversa también. Y para agregar algo más, el solo hecho de que se den el tiempo para compartir esta bella instancia juntos, generará más confianza entre ambos, no hace falta más, que no te quepa duda. Nuestros hijos en ocasiones, lo único que necesitan es que pasemos tiempo con ellos, pero tiempo de calidad con ellos.
  • La Comunicación Emocional: Sobre esto te adelanté un poco arriba. En una clase de yoga madre e hij@ se da el espacio e instancia para una comunicación, una escucha entre ambas partes totalmente consciente. A veces nos quejamos de que no tenemos tiempo para comunicarnos con nuestros hijos, o que la vida diaria no nos brinda los espacios. Al compartir el yoga juntos, se logra tal comunicación mutua, permitiéndome esto ser parte del mundo del otro. Es un espacio tan íntimo, que esto propicia que tanto madre e hij@ se sientan escuchados, contenidos, lo que permite que pueda abrirme al otro, expresar y compartir con el otro mi sentir con mayor confianza y facilidad. Te daré otro ejemplo: En ocasiones ya sea al finazalizar una clase u otras veces al empezar, lo que hacemos es que la Mami le diga a su hij@ 3 cosas por las que le da las gracias y viceversa…¿hermoso no? este es un tipo de comunicación y escucha consciente que muchas veces en el día a día no practicamos.
  • El trabajo en equipo: Ciertamente hay muchos niños que en ocasiones no saben trabajar en equipo. Para trabajar en equipo se requiere conocer el sentido de cooperación, confianza, compromiso. Entonces el solo hecho que tú como mamá te animes a practicar yoga con tu hijos, paralelamente hará que en ellos se cultiven dichos valores tan necesarios a la hora de relacionarnos con los otros. En este espacio Cambiemos el Mundo Cambiemos la Educación, una de nuestras visiones es que como seres humanos no hemos venido a competir, sino que desde nuestros talentos y capacidades hemos venido a cooperar unos con otros. El que se eduque a los niños en este pensamiento desde pequeños, hará que crezcan en armonía, de manera saludable, lejos de prisas, comparaciones y presiones que tan mal le hacen a nuestros niños.
  • El aprendizaje mutuo: Aquí me refiero a que aprenden el uno del otro. En ocasiones pensamos que como madres somos solo nosotras quienes enseñamos y educamos a nuestros hijos, pero no hay que olvidar que nuestros hijos son nuestros mayores maestros; nos han elegido para enseñarnos muchas cosas. Los niños en realidad son por naturaleza grandes maestros. Entonces el practicar yoga con tus hijos permite que se abra el espacio para que puedas aprender tú de ellos también. Claro que tu hijos aprenderán de ti, siempre lo hacen, tú eres su mayor ejemplo. Pero no hay que olvidar hacer incapié en que tú también aprendes de ellos. Los niños nos enseñan tantas cosas, nos enseñan el miedo a no equivocarnos, a intentarlo otra vez, nos enseñan espontaneidad, inocencia, a soñar…, y más; cosas que muchas veces los adultos hemos olvidado, o mejor dicho nos han hecho olvidar. Todas de adultas tenemos una niña interna que anhela que alguien le haga recordar todas estas cosas. En resumidas cuentas, al practicar yoga en familia, tanto madres e hijos son maestros y alumnos a la vez.
  • La complicidad: Ser cómplice con mamá en algo, para un niño o niña debe ser una de las cosas más bellas. Es ese sentimiento de saber que hay algo que compartirmos, algo que tenemos en común, algo que nadie más tiene. Te aseguro que esos momentos de complicidad que compartirán tus hijos contigo, se quedarán con ellos por siempre. Cuando sea adulto sabrá lo hermoso que es compartir algo con alguien. Esto le permirtirá abrirse y confiar en las personas, hasta confiar en la vida misma…

Entonces, después de todo esto que acabo de compartirte con mucho cariño, hablándote desde el corazón y desde mi propia experiencia al dedicarme hace años a esta práctica tan bella, ¿te queda alguna duda sobre toda la riqueza que genera el darte estos espacios conscientes con tu hij@?

Si quieres saber más sobre todo esto que acabo de contarte, no dudes en contactarme, aquí estaré para ti. O si te animás a practicar estés donde estés…

1 comentario en “Beneficios del Yoga en Familia: Un espacio para compartir entre Madre e Hij@”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s