Si juzgas a un pez por su habilidad para escalar un árbol…

531137_559920730708104_789662752_n

Si nos ponemos a pensar en el modo o estrategia que utilizan la mayoría de establecimientos educaciones a la hora de “educar”, no quedaremos muy contentos y satisfechos. Si le preguntáramos a un docente qué estrategias utiliza para tomar en cuenta cada una de las particularidades, estilos de aprendizaje, ritmos, habilidades, tipos de inteligencia…, por decir lo menos, que posee cada uno de sus alumnos, más del 60% por no decir el 80% no sabría qué decir.

Es verdad que hoy en día muchos de los educadores poseen dentro de una misma sala de clases como mínimo 40 alumnos, tomando en cuenta que cada uno de ellos es un mundo en particular. Muchos docentes no poseen el tiempo, las estrategias, y por sobre todo el apoyo por parte del establecimiento para darle importancia a lo expuesto anteriormente. Así como también hay otros profesores a quienes simplemente no les interesa y prefieren pasarlo por alto.

Reflexionando de manera detenida podemos darnos cuenta del error que se comete a la hora de no tomar en cuenta cada una de particularidades que posee cada niño a la hora de educar. El afán por los resultados académicos ha pasado a llevar este tema. El pretender siempre la excelencia esconde un abismo lleno de malos momentos, presiones, decepciones por parte de los alumnos que siempre están comparándose con el de al lado, sabiendo quizás que podrían ser o haber sido muy buenos en algunos ámbitos si se hubieran tomado en cuenta sus aptitudes y habilidades; pero qué más da, si total al final y al cabo a todos se les evalúa por igual.

No son casualidad entonces tantos fracasos escolares, tantas deserciones, tanto estrés, agobio, tantos alumnos que no saben qué hacer y qué quieren para su vida. Yo jamás podre ser igual de bueno en matemáticas como lo es mi compañero de al lado, o este jamás podrá ser igual de bueno en arte como lo soy yo. El darnos la oportunidad de descubrir cada una de las aptitudes que posee cada uno de nuestros pequeños alumnos, es una tarea que para muchos aun está pendiente. Estimular, trabajar y pulir ese pequeño tesoro que todos sin exclusión llevan dentro, es algo que hay que empezar a hacer desde ahora.

la foto-753432

Hay una fábula que retrata muy bien el tema que estamos planteando, los invito a que la lean detenidamente y que reflexionen:

“Cuenta una historia de que varios animales decidieron abrir una escuela en el bosque. Se reunieron y empezaron a elegir las disciplinas que serían impartidas durante el curso.

El pájaro insistió en que la escuela tuviera un curso de vuelo. El pez, quería que la natación fuera también incluida en el currículo. La ardilla creía que la enseñanza de subir en perpendicular en los árboles era fundamental. El conejo quería, de todas formas, que la carrera fuera también incluida en el programa de disciplinas de la escuela.

Y así siguieron los demás animales, sin saber que cometían un grande error. Todas las sugerencias fueron consideradas y aprobadas. Era obligatorio que todos los animales practicasen todas las disciplinas.

Al día siguiente, empezaron a poner en práctica el programa de estudios. Al principio, el conejo se salió magníficamente en la carrera; nadie corría con tanta velocidad como él.

Sin embargo, las dificultades y los problemas empezaron cuando el conejo se puso a aprender a volar. Lo pusieron en una rama de un árbol, y le ordenaron que saltara y volara.

El conejo saltó desde arriba, y el golpe fue tan grande que se rompió las dos piernas. No aprendió a volar, y además no pudo seguir corriendo como antes.

Al pájaro, que volaba y volaba como nadie, le obligaron a excavar agujeros como a un topo, pero claro, no lo consiguió.

Por el inmenso esfuerzo que tuvo que hacer, acabó rompiendo su pico y sus asas, quedando muchos días sin poder volar. Todo por intentar hacer lo mismo que un topo.

La misma situación fue vivida por un pez, por una ardilla y un perro que no pudieron volar, saliendo todos heridos. Al final, la escuela tuvo que cerrar sus puertas.

¿Y saben por qué? Porque los animales llegaron a la conclusión de que todos somos diferentes. Cada uno tiene sus virtudes y también sus debilidades.

Un gato jamás ladrará como un perro, o nadará como un pez. No podemos obligar a que los demás sean, piensen, y hagan algunas cosas como nosotros. Lo que lograremos conseguir con eso es que ellos sufran por no conseguir hacer algo de igual manera que nosotros, y por no hacer lo que realmente les gusta”.

Ahora ya sabes, aunque te falte tiempo, el apoyo, las estrategias, inténtalo. Nunca es tarde cuando se tienen ganas y por sobre todo amor y esperanza. Mañana al llegar a tu sala de clases, date el tiempo de mirar detenidamente a cada uno de tus alumnos. Obsérvalos, pero obsérvalos más que nada con los ojos del corazón, ya verás que en lo profundo brilla ese tesoro que debes ayudar a pulir ❤

Por Evelyn E.

Anuncios

3 thoughts on “Si juzgas a un pez por su habilidad para escalar un árbol…

    1. tal vez por tu análisis de la palabra “genio” llegaste a la conclusión de genio: aptitudes intelectuales (lo asimilado) pero Einstein seguramente tomo en cuenta la inteligencia, la capacidad de comprender, con lo que todos del promedio para arriba contamos. Más que nada considerándolo como el futuro que cada persona puede tomar si el mundo se lo permite.

      Tomando el ejemplo de Einstein y Messi en la pagina que propusiste y asimilando con el tema de la genialidad aqui mencionado, podemos decir que si Einstein era genio y la pagina demuestra de una manera coherente y aceptable que posee el mismo intelecto en cuanto a cantidad que Messi, pues Messi es un genio.

      Tomando la filosofía que Einstein dio a entender según mi punto de vista, Messi era igual de genio que Einstein cuando cualquiera de los dos hubiera sido un niño, ya que poseían la misma inteligencia, al igual que muchos. Solo necesitamos de el apoyo de la sociedad, en la educación por ejemplo, el seguir los sueños y las aptitudes.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s